Freelance, un buen primer paso para mi nuevo negocio

Recuerde que no es un salto al vacío, se trata de coger impulso y lanzarse a un mar de posibilidades online, donde ser freelance le permitirá mantener su propio barco a flote.

A muchos de los que hemos trabajado por largo tiempo como empleados nos atrae la idea de emprender un nuevo camino: crear una nueva empresa o trabajar de manera independiente. Esta idea surge muchas veces buscando beneficios como manejar nuestro propio tiempo, trabajar en lo que realmente nos apasiona, dejar atrás a los jefes molestos, trabajar desde la comodidad de nuestro hogar, estar más cerca de la familia, entre otras; sin embargo, hay varios aspectos y, por qué no decirlo, miedos a considerar, en especial para quienes no han tenido la experiencia, pero ¿cómo prepararse?

Pensando en lo anterior, les compartiré mi idea sobre cómo ambas cosas pueden ser un mejor camino, haciendo que el trabajo independiente o freelance abra camino al de emprender.

En primer lugar abordaré la transición. Si se encuentran trabajando como empleados probablemente su forma de vida depende en gran parte de un salario mensual, con el que garantizan sus gastos básicos y gustos personales y de su familia. En este caso, la primera pregunta a plantearse antes de decidir ser independiente es ¿cómo seguiré pagando las cuentas sin mi actual trabajo? Para responderla aparecen otros cuestionamientos relacionados como ¿Qué voy hacer cuando sea independiente? ¿Cuánto tiempo tardaré en comenzar a tener ingresos?

Realmente lo único que puede bloquear esa transición es el miedo a tomar la decisión. Una vez tomada, empezarán a aparecer todas las oportunidades que existen en el mercado, sobre todo en el sector de tecnología teniendo en cuenta la época de transformación digital en que actualmente vivimos

Luego de decidir “lanzarse al agua” viene como principal protagonista la estrategia de corto plazo, que representa la manera como se podrá mantener la idea de crear su propio negocio, asegurando los ingresos durante los primeros meses. En este punto la clave es trabajar, por ejemplo, como freelance online. Algunas de las plataformas que facilitan este tipo de trabajo son Upwor, Twago, Fiverr, Freelancer, PeoplePerHour, Adtriboo, Nubelo, Yeeply, InfoJobs, Freelance, Lance Talent, Workana, TrabajoFreelance, Toptal, Guru, Get a Coder, iFreelance, Design Crowd, We Work Remotely, Behance, Hirable.

En algunas de estas plataformas se puede ingresar de manera sencilla, tan solo creando un perfil para poder ofrecer los servicios. Hay otras que tienen un proceso de selección más difícil y similar al de un trabajo convencional con entrevistas, pruebas técnicas, verificación en vivo y certificación de la experiencia.

Aun así, creo que esta sigue siendo una forma sencilla de obtener clientes, sobre todo para quienes no tienen formación ni experiencia comercial, permitiéndoles acceder a nuevos mercados a los cuales de otra manera no sería tan fácil.

Este camino abre también la oportunidad única de conocer las tecnologías que se utilizan actualmente en el mercado, lo cual muchas veces es difícil de hacer para una empresa y que, por lo tanto, puede costar mucho a la hora de emprender.

Precisamente, debido a lo anterior es que considero este aspecto un buen primer paso para iniciar una startup u otro tipo de empresa, ya que varios intentos de emprender fallan en sus primeros meses porque no ingresa dinero, lo que conlleva muchas veces a tomar nuevas decisiones basadas en la desesperación y que derivan en renunciar al sueño de tener y mantener su propio negocio.

Esto puede evitarse si desde el primer mes del emprendimiento se reciben ingresos y, para ello, el mundo freelance puede ser el medio. Evite de esta manera ser parte del 45% de los emprendedores colombianos que no sobreviven el primer año, ni del 74% que fracasan por ingresos insuficientes para subsistir, según el estudio realizado por The Failure Institute. Al final, depende de qué tan cómodo se sienta con esta forma de trabajar, puede decidir continuar con esta opción.

 

Recuerde: reconocer la transición, tomar la decisión, enfocar la estrategia de corto plazo a garantizar ingresos tempranos, y definir la estrategia de mediano y largo plazo para el desarrollo de sus propios productos y servicios innovadores, son puntos claves para que su nuevo negocio tenga un menor riesgo y no se hunda en el intento.

Referencias

•Timón de barco: Photo by Joseph Barrientos on Unsplash

• Hombre lanzándose al agua: Photo by Tommaso Fornoni on Unsplash

Yamit
Yamit

Deja un comentario


*